¿Qué es la Infertilidad?

Se acepta que una pareja presenta infertilidad cuando después de un año de tener relaciones sexuales sin control anticonceptivo, no ha logrado un embarazo.
La infertilidad se denomina primaria cuando la pareja nunca ha tenido un embarazo, en tanto que es secundaria cuando a pesar de haber tenido uno o varios embarazos previos, no se puede lograr una nueva gestación.

Aproximadamente 15% de las parejas cursarán con infertilidad.

¿El problema es del hombre o de la mujer?

La causa puede ser tanto del hombre como de la mujer, por lo que ambos integrantes de la pareja deben ser estudiados. En algunos casos la infertilidad es multifactorial.
El 35% a 40% de los casos de infertilidad obedecen a un factor masculino. El 50% de los casos de infertilidad es por factor femenino: alteración cérvico uterina, tubárica, ovárica, etc.
El 5% a 10% de las parejas pueden no tener una causa específica de infertilidad, diagnosticada por los métodos convencionales, denominándose a esta infertilidad de causa no determinada.

Infertilidad Masculina

Un hombre puede ser infértil por no tener un número suficiente de espermas móviles y de forma adecuada. Esto puede ser secundario a problemas tan simples como malos hábitos higiénico-dietéticos, alteraciones anatómicas, alteraciones fisiológicas, infecciones y hasta daño irreversible del testículo.

Infertilidad Femenina

La infertilidad en la mujer se puede deber a que una o varias partes del sistema reproductivo no funcionan adecuadamente. Lo anterior puede deberse a enfermedad general, a infección, a alteraciones de la regulación hormonal, anomalías congénitas, etc.

Estos factores pueden interferir con la reproducción en varias formas:
  • Ambiente vaginal inadecuado que altera la función fértil del esperma.
  • Cérvix obstruído, con poco moco o con alguna infección que impida el paso del esperma.
  • Cavidad uterina deformada por tabiques, miomas o con alteración endometrial que impida la implantación del huevo.
  • Las Trompas de Falopio pueden estar enfermas, bloqueadas o inmóviles debido a un problema agudo o como secuela antigua.
  • La anovulación no solo se produce por alteración del ovario, por lo que si se diagnostica, deberá buscarse su origen antes de cualquier manejo.
  • La endometriosis y los problemas inmunológicos deben ser estudiados.

Otras Causas

Si no está claramente demostrada una relación causa efecto, se deben tomar en cuenta la obesidad, el estrés, el tabaquismo, el alcoholismo, la edad, el tiempo de infertilidad, etc.

¿Qué se puede hacer con la infertilidad?

El aspecto más importante de su tratamiento no es el empleo de un solo medicamento o un procedimiento reproductivo; el éxito obedece a un estudio completo y ordenado de la pareja con infertilidad en un tiempo razonable y con personal calificado.

Identificar la causa de la infertilidad permite ofrecer un pronóstico y un manejo apropiados.

Ambos integrantes de la pareja deben estar de acuerdo en asistir a una consulta especializada. No se otorga ningún tratamiento hasta no completar los estudios, que se programan en días adecuados, pero en un lapso no mayor a seis ciclos, para que tengan validez.

Los exámenes consisten en la historia clínica completa de la pareja, incluyenddo el aspecto sexual. En la mujer se verifica la permeabilidad del cérvix y su estado bacteriológico; se evalúan el útero y las Trompas de Falopio por medio de la histerosalpingografía; la ovulación por medio de la curva de temperatura, biopsia del endometrio, determinaciones hormonales en sangre y ultrasonido con transductor vaginal. La laparoscopía nos permite visualizar directamente los órganos pélvicos. En el hombre se verifica el análisis seminal. Se insiste que este protocolo de estudio debe ser ordenado, de calidad y apoyado, en forma conjunta, por el personal especializado del CEERH: Ginecólogo, Andrólogo, Endocrinólogo.

Tratamiento para la infertilidad

Algunas parejas simplemente necesitan más información sobre hábitos higiénicos, días fértiles o técnicas sexuales que favorecen el embarazo. No hay que olvidar que muchas parejas obtienen el embarazo durante el estudio de infertilidad.
Una vez terminado el estudio e identificado el problema, la causa deberá corregirse lo antes posible. Actualmente se cuenta con todo lo necesario para ofrecer a la pareja la oportunidad de lograr un embarazo, sea cual fuere su problema:

  • Antibióticos específicos.
  • Inductores de ovulación.
  • Hiperestimulación ovárica controlada.
  • Seguimiento folicular.
  • Inseminación artificial.
  • Histeroscopía diagnóstica y terapéutica.
  • Laparoscopía diagnóstica y operatoria.
  • Microcirugía.
  • Fertilización in vitro (FIVTE, ICSI).

¿Existen otras consideraciones?

Como resultado de la infertilidad hay un aumento en el nivel de angustia o estrés, así como tensión en la pareja, que pueden ser manejados por el médico tratante.
Estas situaciones indudablemente mejoran al entender el problema; algunos casos requieren de consejo y ayuda profesional.

¡Puede llamar al Centro Especializado en Esterilidad y Reproducción Humana, S.C. para contestar y aclarar sus dudas..!