Genética de la Infertilidad

El avance de la tecnología aplicada a la clínica ha permitido determinar que existen trastornos de origen genético que afectan la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer. El CEERH cuenta con la tecnología necesaria para dar un diagnóstico correcto, en caso de que la causa de infertilidad en la pareja se sospeche que sea de este origen o haya indicios de que así sea.

Nos apoyamos en los siguientes métodos:

  • Cariotipo
  • Cariotipo en material de aborto o restos embrionarios
  • Microdeleciones del Cromosoma 'Y'
  • Fragmentación de DNA en espermatozoides
El cariotipo es un examen que se hace para identificar anomalías cromosómicas como causa de una malformación o de una enfermedad. En particular, la incidencia de anomalías cromosómicas en varones con baja cuenta espermática o pacientes estériles es superior que en la población general, siendo más frecuentes las alteraciones de los cromosomas sexuales tanto en hombres como en mujeres. El examen generalmente puede realizarse con una muestra de sangre, aunque también se realiza en la médula ósea, líquido amniótico o en material de aborto o restos embrionarios.
En los últimos años la integridad del DNA contenido en el espermatozoide ha sido uno de los aspectos más estudiados y controvertidos en el estudio del varón infértil, concluyendo la posibilidad de que en el espermatozoide exista un cierto número de rupturas de DNA, cuyo origen puede ser muy diverso pero que al fin esas anormalidades pueden afectar el potencial fértil del varón.