• Vitrificación-y-Transferencia-de-Embriones

Vitrificación y Transferencia de Embriones Congelados

A menudo, los tratamientos de fertilidad, como la Fertilización in vitro (FIV), ICSI y donación de óvulos, generan embriones sobrantes. El 50% de los casos, estos embriones son de una calidad lo suficientemente buena para ser congelados y almacenados para uso futuro.

Un ciclo de transferencia de embriones congelados no requiere el uso de hormonas inyectables, no es necesaria la aspiración de óvulos, por lo que se reducen los costos y la incomodidad del procedimiento cuando se compara con ciclos de FIV con transferencia de embriones frescos.

Los embriones pueden almacenarse indefinidamente y no aumenta el riesgo de defectos de nacimiento derivados de la criopreservación de los mismos. Del 20 al 25% de los embriones congelados no sobrevive el proceso de congelación y descongelación.

 

Las tasas de embarazo asociadas a los ciclos de transferencia de embriones congelados son ligeramente menores que la transferencia de embriones frescos. Esto puede ser causado por el estrés adicional al que los embriones son sometidos durante el proceso de la criopreservación y descongelación, o simplemente porque los mejores embriones fueron seleccionados para la transferencia en fresco.

Los embriones son enfriados bajo condiciones controladas y se sumergen en nitrógeno líquido a bajas temperaturas (-196° C) en un tanque para el almacenamiento a largo plazo. Una vez vitrificados, los embriones se pueden almacenar de esta manera por muchos años antes de ser descongelados y utilizados en un nuevo tratamiento. Se aconseja vitrificar los embriones también en las siguientes circunstancias:

  • Cuando la paciente corre un riesgo elevado de desarrollar el síndrome de hiperestimulación ovárica en el proceso de Fertilización in vitro
  • Cuando la implantación del embrión puede verse comprometida en casos como la presencia de pólipos endometriales, el escaso desarrollo del endometrio, cuando hay sangrado el día o en días anteriores a la transferencia de embriones, o en enfermedades de la mujer

Si los embriones fueron congelados en la etapa de blastocisto, pueden ser descongelados y transferidos en el mismo día. Sin embargo, si se congelaron en la fase de pronúcleos, a continuación, se cultivan durante uno o dos días para permitir que se dividan y se transfieran cuando estén divididos en cuatro u ocho células.